miércoles

"Un monstruo me persigue. Yo huyo. Pero es él quien tiene miedo, es él quien me persigue para pedirme ayuda".

-Alejandra Pizarnik-

domingo

(en el muro de matt)

Hay gente de fuego sereno, que ni se entera del viento, y gente de fuego loco, que llena el aire de chispas. Algunos fuegos, fuegos bobos, no alumbran ni queman; pero otros arden la vida con tantas ganas que no se puede mirarlos sin parpadear, y quien se acerca, se enciende.

lunes



quisiera ser un molusco
o un helecho
un paraguas
o un bandoneón
por un ratito nomás
para ver qué se siente
no ser humano
harto estoy
de mi serhumanidad
y de la ajena
sólo un ratito
quiero saber qué se siente
porfa

---

o un pajarito
o un cacho de aire
o humo
algo
no humano
cualquier cosa

Egocentrismo hiperbólico. 

Una crítica vale más que mil halagos.-

martes

Hay un sentimiento que ocasionalmente invade a los hombres y los vuelve ciegos, como zombies, incapaces de recordar sus propios códigos e ideas del bien, del mal, del amor o el odio. O quizás lo que haga sea que simplemente dejen de importarles.
Ese sentimiento, esa Voluntad casi ajena a sí mismos, que los posee y los lleva a hacer cosas que ellos dicen que no harían, o de las que inmediatamente después se arrepentirían, ese terrible embrujo, insalvable para algunos, existe desde que el Hombre es Hombre, y los sabios y eruditos de todos los tiempos han dado en llamarle: Ganas de Ponerla.

lunes


Lo último que necesito es que me tomen en serio.

Sin embargo es algo tan ineludible como la fuerza gravedad.

Pesa.

My dear,
Find what you love and let it kill you.
Let it drain you of your all. Let it cling onto your back and weigh you down into eventual nothingness.
Let it kill you and let it devour your remains.
For all things will kill you, both slowly and fastly, but it’s much better to be killed by a lover.



Falsely yours, Charles Bukowski

Fragmento de “las partículas Elementales” de Michel Houellebecq

Hoy vivimos en un reino completamente nuevo,
Y la mezcla de circunstancias envuelve nuestros cuerpos,
Baña nuestros cuerpos, En un halo de júbilo.
Lo que los hombres de antaño presintieron a veces a través de la música,
Nosotros lo llevamos a la práctica cada día.

Lo que para ellos pertenecía al campo de lo inaccesible y de lo absoluto,
Nosotros lo consideramos algo sencillo y conocido.
Sin embargo, no despreciamos a esos hombres;
Sabemos lo que debemos a sus sueños,
Sabemos que no seríamos nada sin la mezcla de dolor y alegría que fue su historia,
Sabemos que llevaban nuestra imagen dentro cuando atravesaban el odio y el miedo, cuando chocaban en la oscuridad,
Cuando escribían, poco a poco, su historia.
Sabemos que no habrían sido, que ni siquiera podrían haber sido, sin guardar en el fondo de su corazón esa esperanza,
Ni siquiera podrían haber existido sin su sueño.
Ahora que vivimos en la luz,
Ahora que vivimos en las cercanías inmediatas de la luz
Y que la luz baña nuestros cuerpos,
Envuelve nuestros cuerpos,
En un halo de júbilo,
Ahora que nos hemos establecido en las cercanías inmediatas del río,
En tardes inagotables
Ahora que la luz en torno a nuestros cuerpos se ha vuelto palpable,
Ahora que hemos llegado a nuestro destino
Y que hemos dejado atrás el universo de la separación,
El universo mental de la separación,
Para bañarnos en la alegría inmóvil y fecunda
De una nueva ley,
Hoy,
Por primera vez,
Podemos contar el final del antiguo reino.

viernes


Ríe, y el mundo reirá contigu, shicu.

miércoles

Chau, Otoño 2012, te despido con violines y una trompeta plateada

minimalismo existencial

cerrar los ojos

abrir el pecho

callar el coco

y ser

mirar pa'dentro

dejar que salga

dejar que entre

todo

lo que es

sentirlo

sólo sentirlo

dejar que fluya

que te atraviese

que te avasalle

te sobrepase

entregarse

al caos del simple ser

la sensación

lisa y llana

de estar ahí

es después

que uno es consciente

de lo que implica

pero sí, antes que nada

uno es.

es ese uno previo al Uno, ajeno al 2

eso previo a los límites (a lo que no es Todo)

lo que está ahí antes que el uno

eso, ese coso, antes de ser uno, sólo es

sin orden

ni entendimiento

ni intento de explicación

y después vuelve

la intensidad

de creerse vivo

y ahí aparece

la vulnerabilidad

ante lo inevitable

la fatalidad de lo contingente

dejar de querer

evitar

nada

tao

aceptar

dejar de pelear

contra la corriente

esa corriente

que ni sé si es algo

dejar de querer ser lo que no se es

dejar de no querer ser lo que se es

igual antes

mucho antes

sólo esto:

cerrar los ojos

callar el coco

y sentir

el estar siendo

ahorita mismo

todo

yo

esto que soy

abro los ojos y veo

me rodea Todo

el mundo y lo que está más allá del mundo

es mucho, muchísimo

marea

tratar de abarcarlo

por eso

dejar de intentarlo

ejercer el derecho a ocupar espacio

y nada más

no sé